La hora de la modernización municipal


(Columna diario La Tercera, 4 de julio de 2008)

Por: Patricio Arrau P.



El gobierno comunal es esencial para que los ciudadanos puedan proveerse de un sinnúmero de servicios. De la calidad de la gestión municipal depende críticamente la calidad de los servicios comunales. Una reciente encuesta de Giro País muestra que la percepción ciudadana es mala respecto a los temas de seguridad, atención de salud y pavimentación de calles. La recolección de basura y el alumbrado público reciben buena nota.

De lado y lado surgen denuncias y conflictos asociados a la gestión municipal. Los estudios del nuevo Contralor General de la República han ayudado a poner en la opinión pública los problemas municipales, pero éstos se arrastran por años y responden a una crisis de gestión que a su vez conlleva un pecado capital: el centralismo.

Un reciente estudio de Solnet preparado para la Asociación de Municipalidades muestra que los servicios comunales pueden llegar a 59. Muchos de estos servicios deben ser provistos por los municipios y son financiados centralizadamente por ingresos de destino fijo traspasados desde el Fisco. Los más conocidos son la salud y la educación, pero también se encuentran en esta categoría diversos programas sociales, de pobreza, seguridad y transito, deporte y recreación, etc. Además del problema que se suscita porque en muchos casos los recursos destinados no alcanzan para servicio de calidad, los municipios no cuentan con instrumentos autónomos para gestionar sus recursos humanos. La dotación se encuentra fijada por ley y en muchos casos los trabajadores municipales gozan de inamovilidad.. En Chile los ingresos autónomos de los municipios representan apenas el 6,7 % de los ingresos del gobierno general. En países como México, Brazil y Turquía este indicador fluctúa entre el 10 y 15%, en Colombia y Perú fluctúa entre 15 y 25% y en los países desarrollados llega al 35%. Solnet propone eliminar el sistema de ingresos de destino fijo y avanzar traspasar recursos autónomos y de libre disposición que lleguen al 15% de los ingresos del gobierno general en unos 10 años. Evidentemente se requiere también entregar instrumentos de gestión autónoma. En un estudio complementario de nuestra empresa Gerens, hemos propuesto también la obligatoriedad de llevar contabilidad de acuerdo a las normas generalmente aceptadas, de auditorías anuales obligatorias por auditores inscritos en la Superintendencia de Valores y Seguros y que el Consejo y el Alcalde se sometas a las normas de responsabilidad y gestión de las sociedades anónimas abiertas. Para que inventar la rueda de la gestión responsable si ésta ya se encuentra inventada. En este nuevo marco de deberes y derechos es posible permitir el endeudamiento de los municipios en el mercado, todo en el contexto de un plan de saneamiento de las deudas acumuladas en el pasado. Nuevos derechos y autonomía de gestión acompañada de los mismos deberes de los directores de empresas.

Para avanzar en cualquier modernización de estado es necesario desprenderse del centralismo que ahoga al Estado chileno. La Dirección de Presupuestos es un bastión de funcionarios públicos de excepción, pero el manejo centralista de los dineros del Estado está haciendo agua. Difícil decisión política esta de descentralizar, pero es una decisión política urgente.



Bajar archivo pdf





Gerens S.A.
Avenida Suecia 0142 oficinas 1201 y 1202 - Providencia, Santiago - CHILE
Tel.(+56 2) 2230 9600 - Fax(+56 2) 2230 9615
contactogerens@gerens.cl