¿Y la inclusión por medios de pagos electrónicos cuándo?


(Columna de opinión La Tercera, 20 de diciembre de 2014)

Por: Patricio Arrau P.
Ph. D. Economía, U. de Pennsylvania



Es una historia larga y de cierto modo, de dulce y agraz. Partió en los años ochenta, cuando los bancos adquieren la operadora de tarjetas de crédito que había armado el ex presidente Piñera, y desde entonces, por casi 26 años, los bancos han estado todos juntos, a través de su empresa de apoyo al giro Transbank, ofreciendo al comercio la adhesión al sistema de pagos electrónicos de este tipo. Mucha competencia entre los bancos para ofrecer tarjetas a las personas, en condiciones distintas e individuales, nada de competencia en la oferta que los bancos le hacen al comercio. O aceptan la estructura de descuento de compras ("merchant discount") que ofrecen a través de Transbank, a cuenta de todos los bancos unidos, o los comercios no tienen acceso a los medios de pago por tarjetas de crédito. Posteriormente aparecieron las tarjetas de débito bancarias, que permiten a las personas acreditar directamente en su cuenta corriente o cuenta vista dicho pago. La misma cosa, mucha competencia entre los bancos para ofrecer cuentas corrientes, vista y tarjetas Redbanc, cero competencia en el lado del comercio, puesto que la misma empresa Transbank ofrece por adhesión un único contrato de descuento de compras que todos los comercios deben aceptar o quedar fuera del sistema. El resultado es el que siempre resulta cuando no hay competencia: muy baja penetración y adhesión del comercio pequeño y que tiene bajo volumen de ventas, una gran adhesión de todos los grandes comercios de alto volumen. Pero ello no solo es el resultado de que existe un solo adherente del comercio de tarjetas de crédito y débito bancarias, sino que también es el resultado de que en Chile, la estructura de pagos o descuentos del comercio, o "merchant discount", es muy baja para los comercios de muy alto volumen y muy alta para los pequeños comercios. Por estructura de mercado, entonces, el resultado es la exclusión de las personas que no tienen acceso a los servicios bancarios y la exclusión de los comercios y comerciantes más pequeños y de menor volumen de ventas, es decir, la gran mayoría de la población y la gran mayoría del comercio. Mientras en muchos países la adhesión de las personas y de comercio es universal, incluyendo los quioscos, taxis y almacenes pequeños del barrio, en Chile hay dos mundos, el minoritario incluido y el mayoritario excluido. Los intentos aislados de un Fiscal Nacional Económico, esperar a que algún banco decida modificar la estructura actual, que parece haber sido la postura de casi todos los gobiernos en estos 26 años, no es el camino a seguir.

La solución la tiene el gobierno al alcance de la mano. La masificación y universalidad de los medios de pago en Chile llegará con las nuevas tarjetas de prepago no bancarias que está en la Comisión de Hacienda de la Cámara de diputados desde hace un año y que no ha podido avanzar. No tiene prioridad. Primero fue la reforma tributaria, después la educacional, después el presupuesto. ¿Y la inclusión financiera de la gran población cuándo?

Las razones de por qué la cuenta RUT de Banco Estado no ha podido llenar este vacío será tema de una próxima columna. La oportunidad hoy es inmensa, pero se requiere decisión política del más alto nivel. Cambiar una estructura de mercado ineficiente desde el punto de vista de la universalidad y que se consolidó por 26 años no es fácil. Se cruza con intereses también consolidados. Con el proyecto aprobado, el Estado también puede ayudar a masificar los medios electrónicos transfiriendo a los beneficiarios del gasto social sus pagos en estos modos de pago. En la tarjeta BIP del transporte hay una maravillosa oportunidad de inclusión de pagos para millones de chilenos. Entre tanta reforma estructural para 20 años más, que alguien dedique un poquito de tiempo a esta también.


Bajar archivo pdf





Gerens S.A.
Avenida Suecia 0142 oficinas 1201 y 1202 - Providencia, Santiago - CHILE
Tel.(+56 2) 2230 9600 - Fax(+56 2) 2230 9615
contactogerens@gerens.cl