Negociación Redbanc-Banco Estado


(Columna el Diario, 08-08-02)

Por: Patricio Arrau P.



Las condiciones de competencia en el mercado bancario nacional están cambiando aceleradamente. Atrás quedaron los años en que la entrada al sistema financiero estaba cerrada de facto. La nueva ley de bancos de 1997 estipuló un nuevo sistema de entrega de licencias bancarias que abandonó la discrecionalidad total del Superintendente e inauguró un nuevo procedimiento no discrecional. La nueva administración del actual Superintendente impulsó fuertemente este enfoque, y así es como se han autorizado 5 nuevas licencias de bancos especializados en distintos segmentos de mercado. Los megabancos de vocación internacional y global pueden convivir perfectamente con los pequeños bancos especializados, de acuerdo a un plan de negocios coherente, donde no están libres de competir entre sí. No se trata de segmentar los mercados, sino de promover una competencia sobre la base de distintas ventajas competitivas en un entorno más diverso de instituciones. La rebaja del capital mínimo desde unos US$ 24 millones en la reforma del mercado de capitales de 2001 a unos US$ 12 millones ha facilitado la entrada a la industria, proceso que seguirá sin duda incrementando el número de bancos en Chile. Es necesario continuar el proceso de rebaja de capital de modo de permitir nuevos entrantes con planes estratégicos aún más diversos. En los EE.UU. se puede abrir un banco con un capital mínimo de US$ 1 millón para atender a un suburbio en una cuidad, o bien para establecer un banco cien por ciento internet. En Chile aún nos pesa la crisis de 1982. Es imperativo dejarla atrás.

Las barreras a la entrada pueden ser de tipo legal o bien responder a condiciones de mercados imperfectos. No cabe la menor duda que no es posible constituirse como banco en el día de hoy si no se dispone de acceso a las redes de apoyo al giro del sistema bancario y de pagos. Esenciales para este propósito son Redbanc, Transbank, Centro de Compensación Automatizado, la nueva certificadora de firmas digitales en proceso de formación, etc. Estas empresas han cumplido un formidable apoyo al desarrollo de nuestro sistema financiero y de pagos en el pasado y es necesario que lo sigan impulsando en el futuro. Para ello es imprescindible que modifiquen sus estatutos, prácticas comerciales y tarifarias y se abran a apoyar a todos los nuevos entrantes al sistema. Competencia sana, libre entrada. Por ser empresas de apoyo al giro y a la industria, no deben cobrar “goodwill”, estar abiertas a todos a precios eficientes y tener rentabilidades razonables. Estas empresas son “facilidades esenciales” que deben autorizarse de acuerdo al cumplimiento de estos principios, de modo que exista base jurídica que permita que operen sin demasiada fricción las leyes a favor de la competencia.

Por ello es tan importante la negociación que tienen en este momento Redbanc y Banco Estado. Se ha anunciado un inminente acuerdo entre Redbanc y Banco Estado para interconectar sus redes. Muy buena noticia para los usuarios y clientes de los bancos de ambos sistemas. Como se ha anunciado, los bancos de Redbanc y Banco Estado se encuentran cerrando sus convenios bilaterales de intercambio para el uso cruzado de los cajeros de ambos sistemas. Sin embargo, se ha anunciado que sería parte del acuerdo el pago por una vez de Banco Estado a Redbanc de unos US$ 3 millones. Ello reviste gran preocupación pues representará una barrera de entrada patrimonial a todos los nuevos bancos que deseen entrar a Redbanc en el futuro, lo que representa un 25% del capital mínimo. Al no poder pagar tales montos, a estos bancos no les queda más remedio que negociar con los actuales “conectados”, a las tarifas que ellos definan. Por ese camino Banco Estado puede redituar su inversión con creces, protegiéndose además de una potencial entrada de bancos especializados de la PYME y de consumo que podrían desafiar segmentos de su cartera.

El salto de nuestro sistema financiero a una nueva fase de competencia y bancarización de segmentos hoy excluidos del acceso a la banca requiere esfuerzo y generosidad de todos los actores, privados y públicos. En especial se requiere la disposición de los bancos privados grandes a abrir de una vez la red de apoyo al giro para que apoye el giro de todos. También se requiere menos pasividad de la autoridad Sabemos de la muy buena voluntad de los accionistas y administraciones de algunos de los más grande bancos de la plaza, que ha permitido avanzar una enormidad en materias de redes en los últimos tres meses, así como sabemos de la oposición de otros. ¿En que grupo se inscribe Banco Estado?.




Bajar archivo pdf





Gerens S.A.
Avenida Suecia 0142 oficinas 1201 y 1202 - Providencia, Santiago - CHILE
Tel.(+56 2) 2230 9600 - Fax(+56 2) 2230 9615
contactogerens@gerens.cl