La Bolsa, sus dividendos y los trabajadores


(Columna el diario La Tercera, 25/09/04)

Por: Patricio Arrau P.



Bien se ven los indicadores de precios de las acciones en Chile. Anticipando la reactivación de la economía y la recuperación de las utilidades de las empresas, la riqueza que se transa en bolsa ha crecido con entusiasmo para el deleite de los accionistas, incluidos a todos los trabajadores chilenos a través de sus fondos de pensiones.

En un reciente informe del Fondo Monetario Internacional se destaca a Chile entre los países con uno de los más altos índices de la relación precio-utilidad del mundo. Sin embargo también se destaca en dicho informe que Chile tiene uno de los más bajos indicadores de dividendos como porcentaje del precio de las acciones. Si bien ambos indicadores están relacionados y se oyen muchos festejos respecto al primer indicador, poco se escucha acerca de lo inconveniente que es el bajo indicador de dividendos. Asimismo, ese mal indicador se relaciona con otro en que estamos también mal: el índice de transacciones en bolsa como porcentaje de la capitalización de mercado. ¿Por qué tenemos esta baja relación dividendo-precio en Chile? ¿Cómo esto afecta el mercado de capitales y las posibilidades de inversión de los fondos de pensiones? ¿Cómo se relaciona esta situación con el bajo nivel de transacciones?. Sostengo que hay una causa común que enlaza estas preguntas y que tiene su origen en una enorme injusticia tributaria que afecta especialmente a los trabajadores de bajos ingresos en Chile. Vamos por parte.

En nuestro sistema tributario las empresas pagan el 17% de primera categoría como una especie de retención a cuenta de la declaración de impuestos de los accionistas. Si el accionista tiene una tasa de impuestos marginal superior al 17%, entonces, al momento de recibir dividendos por sus acciones, deberá pagar impuestos adicionales en su declaración de Global Complementario. Sin embargo, si el accionista tiene una tasa de impuestos marginal inferior al 17%, al momento de declarar sus impuestos el Servicio de Impuestos Internos (SII) le devuelve el exceso de impuestos pagados a su cuenta por la empresa. En otras palabras el impuesto de las empresas es un “crédito” tributario de las personas al declarar sus impuestos. Para un accionista de ingresos bajos tal que se encuentra exento del impuesto a la renta, el SII le devuelve el 17% pagado por la empresa. ¿Es esto válido para los trabajadores que son accionistas a través de sus fondos de pensiones?. Lamentablemente no. Los trabajadores chilenos tienen una tasa media de impuestos de 17% por sus ingresos recibidos en la forma de dividendos en sus fondos de pensiones. Ello puesto que la legislación tributaria dice que en los casos de los fondos de pensiones el crédito tributario se pierde y no se devuelve. Hay 2 millones 200 mil cotizantes en Chile, un 74% del total, cuyos salarios imponibles son menores al nivel en el cual se paga impuestos a la renta (es decir están exentos) pero que por ser accionistas a través de sus fondos de pensiones deben pagar 17% de impuestos por sus ingresos en la forma de dividendos. El reciente enorme dividendo de Telefónica CTC-Chile, por ejemplo, está gravado en un 17% para los trabajadores con salarios exentos. Si fueran accionistas directos de Telefónica CTC-Chile el SII les devolvería este impuesto en abril del 2005.

Ahora se entiende por qué tenemos una baja razón de dividendos. Las AFP prefieren que las empresas no distribuyan dividendos y entreguen las utilidades en la forma de un mayor precio por acción. Así en la próxima venta de la acción, éstas pueden transferir al próximo accionista un crédito tributario que en la forma de dividendos se pierde a favor del Fisco. Así las utilidades de las sociedades abiertas en bolsa sólo son reinvertidas en la propia empresa y no se reciclan en el mercado de capitales. Las acciones tienen menos presencia bursátil que la que tendrían si se devuelve el capital al accionista en la forma de dividendos y los índices de transacciones son bajos. Por cierto, los índices precio-utilidad son altos.

Asesores del candidato presidencial Joaquín Lavín han realizado un valiente movimiento. Han delineado que a diferencia de la campaña anterior, los temas de impuestos no quedarán en el olvido en esta ocasión. Los economistas de la Concertación deberemos salir al pizarrón a explicar por qué nuestra política tributaria es tan buena para Chile. Me temo que tendremos serias dificultades en algunas asignaturas para pasar de curso.


Bajar archivo pdf





Gerens S.A.
Avenida Suecia 0142 oficinas 1201 y 1202 - Providencia, Santiago - CHILE
Tel.(+56 2) 2230 9600 - Fax(+56 2) 2230 9615
contactogerens@gerens.cl