¿Qué se juega el 15 de enero?


(Columna diario la Tercera, 23/12/05)

Por: Patricio Arrau P.



A juzgar por lo que se escucha y lee en los medios, es mucho lo que se juega el 15 de enero. En ocasiones pareciera que se juega el sistema de AFP o el de Isapres. En otras pareciera que está en juego la seguridad de la población, la integridad del territorio nacional ante una posible amenaza bélica de un país vecino, la gobernabilidad o el futuro educativo.

Afortunadamente, nada de eso está en juego. Incluso el próximo 15 de enero hay menos en juego de lo que había el 11 de diciembre recién pasado. Nuevamente, al igual que hace 6 años, los chilenos hemos ejercido con responsabilidad nuestro poder ciudadano. En primer lugar, el único candidato antisistema superó en apenas un punto a los 3 candidatos antisistema de 1999; todo ello en el contexto de una gran exposición nacional en debates y cobertura que no gozaron sus antecesores. A pesar de los pronósticos acerca de la emergencia de una eventual fuerza muy crítica del modelo de desarrollo chileno, ello no se manifestó en lo absoluto.

En segundo lugar, el voto popular dijo no a una eventual paliza de la Concertación en primera vuelta. Si bien la población apoyó con fuerza al actual bloque gobernante en el parlamento y éste goza por primera vez de una mayoría en ambas cámaras, la oferta presidencial concertacionista no fue suficiente para garantizar un triunfo en primera vuelta. Al igual que en 1999, se ha debido enmendar rumbo y volcar la mirada al centro. Parece que los chilenos no queremos tanto cambio. Ni flirtear con una supuesta “corrección al modelo”, ni despreciar los elencos que han gobernado el país en forma exitosa en todos estos años.

En tercer lugar, el electorado ha dicho que quiere tomarse 35 días más para elegir entre una mujer, por una parte, y un empresario por otra. Interesante innovación. Hasta hace muy poco ni las mujeres ni los empresarios tenían oportunidad alguna de llegar a la primera magistratura. Las primeras porque un supuesto machismo endémico les tenía cerrado el camino. Los segundos porque al parecer estarían imposibilitados de administrar el conflicto de interés que representaría conducir los destinos del país y tener dinero. Ambas premisas han recibido un certero tapaboca. Parece que el país quiere ensayar con un liderazgo de estilo distinto. Muy distinto. Parece que el los chilenos apreciamos y valoramos quienes a quienes han tenido éxito empresarial. Ninguno de los actuales candidatos presidenciales de la segunda vuelta tiene la trayectoria presidencial marcada desde la cuna. El campo se ha abierto para cualquiera. Cualquier estilo de liderazgo, cualquier trayectoria profesional o de negocios.

Afortunadamente es poco lo que se encuentra en juego, aunque no lo parezca. El país seguirá profundizando el modelo económico de desarrollo que nos llevará a dejar el subdesarrollo a mediados de la próxima década. Es cierto, podemos alcanzar la meta algunos años antes o algunos años después dependiendo de las decisiones de política que se tomen, pero las fuerzas fundamentales en esa dirección están tomadas porque así lo ha querido el electorado. El país transita en una senda de mayor encuentro, reconciliación y tolerancia. Confiar más en la gente haciéndose cargo de sus propios problemas y desconfiar más de las soluciones dadivosas desde el Estado. Respecto a la alternancia en el poder, pareciera que en esta ocasión le toca a la alternancia de género. La otra alternancia viene en la próxima elección.


Bajar archivo pdf





Gerens S.A.
Avenida Suecia 0142 oficinas 1201 y 1202 - Providencia, Santiago - CHILE
Tel.(+56 2) 2230 9600 - Fax(+56 2) 2230 9615
contactogerens@gerens.cl